Planos de remodelación de departamentos y cómo conseguir permisos municipales
28
Oct

Planos de remodelación de departamentos y cómo conseguir permisos municipales

Cuando hablamos de los departamentos, una de las necesidades más comunes de sus propietarios es la remodelación, una acción que, en prácticamente todos los casos, no depende únicamente del deseo de quienes los habitan, sino también del edificio en conjunto y su jurisdicción municipal.
Ante estos aparentes obstáculos, solo nos queda documentarnos al respecto para cumplir con los requisitos solicitados y, de esta forma, remodelar nuestro departamento sin problemas. A lo largo de este artículo, repasaremos algunos conceptos relacionados a los planos arquitectónicos de este tipo de viviendas y cómo proceder a la obtención de los permisos municipales correspondientes.

Cómo conseguir los planos del departamento para su remodelación

Este es el primer paso que debemos dar al planificar el remodelado. Como sabemos, los planos de una vivienda son esenciales para cualquier modificación decorativa o integral relativamente importante que deseemos hacerle.
Lógicamente, si el escenario de nuestra remodelación implica cambiar algunos acabados del interior (como el piso) y una redistribución mínima de elementos fácilmente movibles (como muebles), es muy probable que no necesitemos tanto los permisos municipales como los planos del inmueble.
Aclarado esto, es momento de conseguirlos, haciendo la solicitud ante el complejo o condominio al cual pertenece el departamento. En este aspecto, las reglas establecidas por la junta directiva y/o administración pueden variar ligeramente, y lo mejor que podemos hacer es consultar directamente con ellos para que nos guíen y proporcionen los planos.

Consideraciones sobre los planos del departamento

Ya con los planos en nuestro poder, tenemos que comprobar lo siguiente:

  • Que sean de la construcción original, y en caso contrario, solicitar una copia en los Registros Públicos.
  • Que los planos que entreguemos a las autoridades municipales cuenten con las modificaciones propuestas, previamente consultando con un arquitecto o ingeniero civil para garantizar si son viables.

¿Qué ocurre si ignoramos los permisos municipales y remodelamos el departamento?

Esta es una pregunta prudente que debemos formular antes de explicar los pasos para solicitar los permisos. Si decidimos dar marcha al remodelado sin contar con la aprobación municipal indicada, nos exponemos a multas que varían sus montos según lo establecido por la Ley. Y en los casos más severos, la demolición de lo que hayamos logrado en el proyecto.

Cómo hacer la solicitud de los permisos municipales

Tenemos un objetivo claro al que apuntar: la licencia de obra expedida por la municipalidad de nuestro sector. Con ella, obtendremos la autorización oficial para continuar con las modificaciones que pretendemos hacer en la remodelación.
Si figuramos como propietarios o copropietarios del inmueble, seremos los únicos que podremos presentar la solicitud de la licencia. En caso de que dependamos de un representante legal, hay que ponernos en contacto con este para que realice la solicitud.
En la sede del órgano municipal, debemos solicitar el formulario único y llenarlo bajo la tutela del arquitecto responsable del proyecto de obra.
Sumado a ello, no olvidemos contar con copias de los documentos necesarios para dárselos a las autoridades municipales.Adjunto a la solicitud de remodelación, indiquemos el costo de inversión estimada.

¿Qué hacer luego de conseguir los permisos municipales?

Una vez logrado este importante paso legal, procedemos a realizar las modificaciones implícitas en la remodelación tal como fueron autorizadas, sin agregar cualquier otro cambio. Tengamos en cuenta que el personal de la municipalidad podrá dirigirse al departamento para verificar que se haya cumplido lo establecido en la solicitud.
Para conseguir planos actualizados con la remodelación aplicada, podemos obtener un certificado de conformidad de la obra. Estos nuevos documentos podrán ser inscritos en los Registros Públicos.

Recomendaciones finales

Remodelar nuestro hogar es un reto desafiante que amerita conocimientos arquitectónicos que solo un estudio de arquitectura podrá proporcionarnos. También debemos considerar asesoría legal para que el proceso de solicitud de la licencia de obra sea más sencillo.

ESCRÍBENOS LLÁMANOS